Cerámica infinita

La intención principal por la que he decidido empezar este blog es puramente personal, para estudiar, aprender y comprender más sobre este complejo arte a través de una de mis grandes pasiones: la historia.

CeramicaAntigua

Y es que, en mi opinión, la historia de la cerámica no se puede entender sin la historia de nuestras vidas. Llevan caminando de la mano desde hace más de 10 mil años hasta nuestros días. Por eso, más que integrarse en la historia, realmente la sobrepasa, porque su recorrido es es el nuestro y es una de las razones por el cual se modeló nuestra evolución y destino de la civilización.

No podemos obviar las grandes ventajas que la cerámica, de forma incansable, nos ha aportado: desde almacenar y administrar el agua, conservar y proteger mejor los alimentos hasta la fabricación de cacharros de más para su venta, comercio o trueque, naciendo un oficio y por ello una estructura económica y social estableciendo líneas y rutas de comercio con pueblos de los alrededores, propagando y favoreciendo el intercambio de todo tipo de conocimientos. Todo esto que se ha creado después de su nacimiento y que a día de hoy siga presente en nuestras vidas, personalmente, me sigue asombrando y me produce un respeto inmenso.

aunque la tierra sea su base, no deja de ser simplemente una superficie dentro de un océano de posibilidades que dispone. Porque desde la tierra, desde lo que pisamos, aprendimos casi todo lo que sabemos

Seguramente, gracias a la influencia inconsciente, o no, de mis padres, siempre estuve interesado con todo lo relacionado con el arte. Durante el salto que realicé entre pasar de garabatear las paredes cuando era pequeño hasta pintar los azulejos uno a uno como en la actualidad, he podido aprender, obviando la perfección de la técnica, otras disciplinas artísticas como la música (tuve la enorme fortuna de poder descubrir el violonchelo), el cómic, la ilustración, la pintura, el diseño gráfico o la fotografía hasta topar la cerámica, con la que, curiosamente, llevaba conviviendo durante prácticamente toda mi infancia a través de mi madre, una gran ceramista y maestra.

Ella me mostró que la cerámica se crea prácticamente desde cero, con los cuatro antiguos elementos básicos. A partir de ahí cambió una perspectiva diferente a la que tenía sobre este arte tan completo.

Puede que una de las razones del por qué la cerámica siempre suele pasar desapercibida con respecto a otras artes es que siempre ha estado en una frontera muy difícil de precisar entre entre lo que es arte y lo que tiene un carácter básicamente utilitario. O simplemente sea porque lleva conviviendo con nosotros desde el inicio de nuestra historia.

FlorJimenez

Mandala Lenteja (Flor Jiménez, mi madre)

Pero a pesar de lo que se piense, la cerámica no se acompleja cuando la califican como un “arte menor” (sobre todo en nuestra cultura occidental) porque sabe que su esencia y su identidad sigue estando presente después de tantos milenios de antigüedad.

Para trabajar en ella se necesita mucha imaginación y arriesgar constantemente. No hay que temer a errar, esa es la gran esencia de este arte tan complejo, porque la historia de la cerámica está colmado de errores e interrelaciones magníficas. Ese es uno de sus componentes, que a mi manera de ver, lo diferencia de todo lo que podríamos relacionar con el mundo del arte.

La sensación de modelar los propios átomos de la materia, a través de la presión de las manos, de la fabricación de los pigmentos, del proceso de secado o en la propia cocción es constante. Porque aunque la tierra sea su base, no deja de ser simplemente una superficie dentro de un océano de posibilidades que dispone. Porque desde la tierra, desde lo que pisamos, aprendimos casi todo lo que sabemos y alguna parte nuestra sabe que venimos de allí.

La cerámica hace anhelar nuestro espíritu más tradicional. Nos hace retornar a nuestro pasado. No sabemos muy bien si la vida es simplemente un proceso más de la evolución química, pero al parecer, fuimos hecho con barro.

tabghaisrael

Mosaico de la multiplicación - Tabgha Galilea